En el colegio San Alfonso trabajamos con las siguientes metodologías innovadoras:

  • Estimulación Temprana (Método Glenn Doman)

Llevamos a la práctica el método de Estimulación Temprana y lo adaptamos a las características de nuestros alumnos. La clave del desarrollo de la inteligencia radica en las experiencias que vive el niño en sus tres primeros años de vida. Lo fundamental es ofrecer a nuestros hijos la mayor riqueza y variedad tanto de estímulos como de oportunidades para que lleguen a desarrollar todas las posibilidades que su cerebro les brinde.

Con este método favorecemos:
– Crecimiento cerebral y su maduración neurológica.
– Aumentar las posibilidades intelectuales (inteligencia visual y auditiva).
– Estimular la curiosidad en una edad en la que el mayor deseo es aprender.
– Dar información y con ello aumentar la sabiduría.

Intentamos estimular globalmente el desarrollo de todas las capacidades a través de:
– Bits de inteligencia (fuente de información). Con un bit, estamos incidiendo en dos vías perceptivas: la visual y la auditiva.
– Ejercicios de movilidad (arrastre, gateo, caminar, correr y braquear), para adquirir función bimanual, equilibrio y psicomotricidad (dominio del hemisferio cerebral).

  • Rincones de Aprendizaje

Los rincones de trabajo cooperativo son una forma estimulante, flexible y dinámica de organizar el trabajo personalizado. Responden a una concepción de la educación en la que el niño es el referente principal.
En unos espacios delimitados de la clase, los niños, por parejas, llevan a cabo simultáneamente diferentes actividades de aprendizaje, lo que permite dar una respuesta adecuada a las diferencias, intereses y ritmos de cada uno de ellos.

  • Aprendizaje Cooperativo.

El aprendizaje cooperativo promueve los aprendizajes significativos, ya que el trabajo en equipo permite la modificación de los contenidos hasta adecuarlos al nivel de comprensión de cada uno de los alumnos.
El diálogo, la discusión y las explicaciones mutuas conducen al procesamiento cognitivo de los contenidos y a un aumento de la comprensión. El grupo ofrece un entorno de trabajo relajado que fomenta la participación de los más inseguros.
En las dinámicas cooperativas, los alumnos cuentan con el tiempo necesario para reflexionar, pensar y asociar sus ideas previas con las nuevas, de modo que permiten asimilar estrategias de aprendizaje al mismo tiempo que se aprenden los contenidos. Esto se debe a que se ponen en juego toda una serie de destrezas metacognitivas relacionadas con la propia interacción cooperativa: planificación y organización de la tarea, toma de decisiones, argumentación y defensa de posturas, negociación de puntos de vista, resolución de problemas…

El trabajo cooperativo se funda en  las siguientes teorías:
– La Teoría Sociocultural de Vygotsky
– El Aprendizaje Significativo de Ausubel
– La Teoría Genética de Piaget y su desarrollo a través de la Escuela de Psicología Social de Ginebra
– La Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner
– La Teoría de la Interdependencia Positiva de los hermanos Johnson
– La Psicología Humanista de Rogers

  • Rutinas y Destrezas de Pensamiento

Las rutinas y destrezas de pensamiento suponen una herramienta de activación, ensamblaje y conexión de los nuevos conocimientos que el alumno ya tiene adquiridos. Se trata de remover para componer y estructurar conceptos y procesos de pensamiento, de cara a que faciliten la interiorización de nuevos aprendizajes. Son una serie de actividades diseñadas para que sean breves en cuanto a duración y que se plantean al comienzo, en el proceso y como evaluación de los procesos de aprendizaje.

De una manera diferente, pretendemos optimizar las condiciones idóneas con las que el alumno se enfrenta a las situaciones de aprendizaje y pueda relacionar con los conocimientos previos, profundizar en los que se van incorporando y estructurarlos de cara a que constituyan la base de futuros aprendizajes.

  • Razonamiento Lógico-Matemático
Pensar con las manos tiene por objetivo el desarrollo de contenidos matemáticos utilizando unos materiales estructurados como elemento motivador. Lo importante y fundamental es plantear interrogantes que inviten a a los niños a activar los mecanismos que están en la base de una actividad mental. A través de la manipulación realizamos las acciones características de la actividad mental como son: interpretar, formular, resolver, contrastar, calcular y aplicar. De esta forma conseguimos el proceso necesario para la formación del pensamiento abstracto-simbólico. Se trabajan una serie de conceptos relacionados con los siguientes atributos (formas, colores, tamaños, bloques lógicos, regletas, etc.)
  • Método Fónico

Este método está enfocado para la adquisición de la lecto-escritura inglesa. Se basa en la presentación a los niños de los fonemas que conforman la lengua inglesa según el orden y frecuencia de uso.

Equipo de Innovación Educativa Colegio San Alfonso