Emoción, del latín emovere, palabra que está formada por el verbo movere, que significa mover y el prefijo e, que significa de/desde. Por lo tanto la etimología de la palabra emoción nos da una pista de que cuando hablamos de emociones nos referimos a aquel impulso que nos conduce a la acción.

La utilidad de las emociones es enorme:

– Nos sirven para saber lo que es importante para nosotros y detectar cuáles son nuestras necesidades.
– Nos informan sobre cómo nos afecta los que sucede a nuestro alrededor.
– Son una guía para la toma de decisiones y nos preparan para la acción.
– Tienen una importante labor comunicativa. Informan a los demás de cómo estamos y lo que necesitamos en cada momento, facilitando la interacción social.

Ahora bien, las emociones también necesitan de la razón. Digamos que la emoción nos informa del problema, pero es la razón quien debe encontrar el mejor modo de resolverlo y ayudarnos a modular la manifestación de dicha emoción a partir de la comprensión de lo que nos está pasando.

En el Colegio San Alfonso creemos que, desde nuestra perspectiva de la educación integral de los alumnos, una adecuada gestión emocional es una habilidad que les ayudará a entenderse mejor a sí mismos y a los demás, a saber lo que realmente es importante para ellos, cuáles son sus necesidades y cuál es la mejor manera de que éstas estén cubiertas.

Es por ello que los profesores nos estamos formando en gestión emocional, con la idea de ir introduciendo en las tutorías y en la vida del centro en general el trabajo con las emociones.

La perspectiva en la que nos estamos formando tiene su base teórica en la Orientación Psicológica Focalizada en la Emoción (Lelslie Greenberg), la Orientación Psicológica Centrada en la Persona (Carl Rogers), la Orientación Psicológica Gestáltica (Fritz Perls) y el Focusing (Eugene Gendling). Todo ello integrado en la metodología del Coaching, que plantea la necesidad de que los alumnos busquen sus propios objetivos, siendo el profesor facilitador de los procesos necesarios para lograrlos.