El colegio San Alfonso se encuentra inmerso en el Programa BEDA, programa que consiste en una implantación gradual de la enseñanza bilingüe del inglés, implementando  y optimizando  la eficacia de la enseñanza de idiomas en la escuela y que está desarrollado por Escuelas Católicas de Madrid.

Se basa fundamentalmente en 3 ejes principales:
1. Incremento cualitativo y cuantitativo de la enseñanza de inglés en los centros que entren a formar parte del proyecto.
2. Programación de una formación específica dirigida al profesorado.
3. Evaluación externa del alumnado y de los miembros de la comunidad educativa del centro, con un agente evaluador de reconocido prestigio, como es la University of Cambridge ESOL Examinations.

Desde el curso 2013-2014, además, realizamos Exámenes Beda, exámenes externos propuestos desde el mismo programa, donde evaluamos las destrezas a todos los alumnos de 2º, 4º y 6º de Primaria, iniciándoles en el desarrollo e importancia de los exámenes oficiales.

MODELOS DE IMPLANTACIÓN DEL PROGRAMA BEDA

1. Modelo de Potenciación del Inglés (MPI)
2. Modelo Bilingüe (MB)
3. Modelo de Excelencia Bilingüe (MEB)

Modelo de Potenciación del Inglés (MPI)
Este modelo pone en marcha diferentes estrategias para generar un ambiente que potencia el inglés en el centro. Realiza cambios sustanciales en el aprendizaje de las lenguas extranjeras y da prioridad a las actividades complementarias y extraescolares que fomenten el inglés. El profesorado implicado en el programa se incorpora a un proceso de formación y el alumnado a una evaluación motivadora.

Modelo Bilingüe (MB)
Los centros que se incorporan a este modelo ya tienen una trayectoria en la potenciación del inglés. Por eso, ofrece incrementar la enseñanza del inglés en su currículo, los auxiliares de conversación se incorporan en las aulas y se sigue potenciando la evaluación de toda la comunidad educativa. Además, se valorarán iniciativas como la incorporación al proyecto Célula Europea.

Modelo de Excelencia Bilingüe (MEB)
Para acceder a este modelo el centro debe tener ya una amplia experiencia educativa en la educación bilingüe y una dinámica que integre y desarrolle aspectos que favorecen el
bilingüismo. Aporta características propias de un centro con enseñanza bilingüe y un modelo de organización propio que implica a los diferentes departamentos y a todo el claustro de profesores. Ese ambiente permite poder realizar la implantación de otras lenguas con más facilidad, consiguiendo el calificativo de centro plurilingüe en poco espacio de tiempo. Participa en diferentes Proyectos Europeos y se valorará la potenciación de una segunda lengua extranjera.